El Verbo se hace carne (San Juan 1:14-18)

Actualizado: 9 may 2021

El Verbo se hace carne


14 Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad. 15 Juan dio testimonio de El y clamó, diciendo: Este era del que yo decía: ``El que viene después de mí, es antes de mí, porque era primero que yo. 16 Pues de su plenitud todos hemos recibido, y gracia sobre gracia. 17 Porque la ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad fueron hechas realidad por medio de Jesucristo. 18 Nadie ha visto jamás a Dios; el unigénito Dios, que está en el seno del Padre, El le ha dado a conocer.


Ver Transfondo histórico del libro de Juan

Bosquejo de Juan


Comentario biblico por Matthew Henry,

1:15-18 En cuanto al orden del tiempo y la entrada en su obra, Cristo vino después de Juan, pero en todo lo demás que estaba delante de él. La expresión muestra claramente que Jesús tuvo existencia antes de su aparición en la tierra como hombre. Todos plenitud habita en él, a partir del cual los pecadores caídos solo tienen, y recibirá, por la fe, todo lo que los hace sabio, fuerte, santo, útil y feliz. Todo lo que recibimos por Cristo están resumidos en esta sola palabra, la gracia; hemos recibido aún la gracia, un don tan grande, tan rico, tan invaluable; la buena voluntad de Dios hacia nosotros, y la buena obra de Dios en nosotros. La ley de Dios es santo, justo y bueno; y debemos hacer un uso adecuado de la misma, pero por medio de la ley no podemos obtener de él el perdón, la justicia o la fuerza. Nos enseña a adornar la doctrina de Dios nuestro Salvador, pero no puede suplir el lugar de esa doctrina. Como ninguna misericordia viene de Dios a los pecadores, sino por medio de Jesucristo, nadie puede venir al Padre sino por él; ningún hombre puede conocer a Dios, excepto por lo que se da a conocer en el unigénito y amado Hijo.


El Verbo se hizo carne por: John Piper

Traducción por Pilar Daza Pareja (tomado de Libros y Sermones Bíblicos)

"Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros". Dios ha venido al mundo, nacido de virgen, en la persona de Jesucristo. Este texto está lleno de verdades particulares sobre Jesucristo que necesitamos conocer y comprender desesperadamente. Por ello, lo que pretendo con este gran párrafo acerca de Jesucristo, escrito por el apóstol Juan, que le conoció en la tierra más íntimamente que nadie, es mostrar, explicar y recrearme en cinco verdades acerca del Verbo hecho carne.

  • El Nombre del Verbo hecho Carne en la Tierra es Jesucristo.

Versículo 17: "Porque la ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad fueron hechas realidad por medio de Jesucristo". El nombre que el ángel del Señor le dijo a José que debía poner al niño fue "Jesús" porque significa "salvador". "Cristo" era el título dado al largamente esperado rey de los judíos, que daría a su pueblo la victoria y que llevaría el peso del gobierno del mundo sobre sus espaldas. Cuando Andrés le contó a su hermano Pedro que había visto a Jesús, este dijo (en Juan 1:41, LBLA): "'Hemos hallado al Mesías' [y Juan añade](que traducido quiere decir, Cristo)."

Así pues, la persona de la que hablamos en estos versículos se conoce en la Biblia y en todo el mundo como "Jesucristo." Y cada nombre lleva consigo un enorme significado: Él es Salvador y Rey.

  • El Verbo Hecho Carne Existía como Dios y con Dios Antes de que Hubiese Nacido como Hombre en la Tierra.

Versículo 1: " En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios"

Lo que se enseña en el versículo uno es que al que conocemos como Jesucristo antes de que fuera hecho carne, era Dios, y que el Padre también era Dios. Hay dos personas y un Dios. Esto forma parte de la verdad que conocemos como Trinidad. Es por esto que veneramos a Jesucristo y decimos como dice Tomás en Juan 20:28: "Señor mío y Dios mío".

  • Antes de que se Convirtiera en Carne, Juan le Llamó "El Verbo"

Juan 1:1: "En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios". Cuando Juan llama a Jesús "el Verbo", lo que hace es enfatizar el hecho de que la misma existencia del hijo de Dios es por el bien de la comunicación. Antes que nada, él existe y ha existido desde siempre por el bien de la comunicación con el Padre. Y en segundo lugar, pero tremendamente importante, el Hijo de Dios se convirtió para nosotros en comunicación divina. En resumen, podríamos decir que llamar a Jesús "el Verbo" implica que Él es "Dios expresándose".

  • Todo lo que no Es Dios Fue Creado mediante el Verbo

Juan 1:3: "Todas las cosas fueron hechas por medio de Él, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho".

Existen al menos dos motivos para que Juan haga esta afirmación acerca del Verbo. Una es que subraya que Él es Dios. Cuando pensamos en Dios, inmediatamente pensamos en el Creador. Dios es el origen y la explicación de todo lo que existe, excepto de sí mismo. Así que cuando Juan dice "Todas las cosas fueron hechas por medio de Él, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho", lo que quiere decir es que Él es Dios y que no fue creado.

El otro motivo aparece en el versículo 10: "En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por medio de Él, y el mundo no le conoció". En este punto al parecer se subraya la gravedad de la culpabilidad ciega y la enormidad de la maldad del mundo al rechazar a Jesús. Él viene a nosotros como nuestro Hacedor, y el mundo aún no le recibe.

  • El Verbo hecho carne Tiene Vida Propia, y esa Vida se Convierte en la Luz de los Hombres.

Juan 1:4: "En El estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres".

Toda la vida se origina en el Verbo. Esto es obvio porque, como ya hemos visto, Él es el Creador de todas las cosas.

Estamos espiritualmente muertos, y por tanto espiritualmente ciegos. Juan nos dice: Jesús es el remedio para estos dos problemas: Él tiene la vida que necesitamos, y esta vida se convierte en la Luz que precisamos.

Juan 5:21 dice: "El Hijo también da vida a los que El quiere". En otras palabras, espiritualmente hace por nosotros lo que hizo por Lázaro tras su muerte, cuando ante su tumba le ordenó: "Lázaro, ven fuera" (Juan 11:43).

¿Y cómo se relaciona esa vida que nos da Jesús con la luz? De dos formas. Una, es la que permite que veamos. Cuando a los muertos se les devuelve la vida, ellos ven. O, cambiando de imagen, cuando nacéis, veis. Lo mismo pasa espiritualmente. Jesús le dijo a Nicodemo: "En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios" (Juan 3:3). Así pues, Jesús primero da la vida, y luego esa vida se convierte en luz, en la capacidad de ver la realidad espiritual.

El otro modo, en el que la vida que da Jesús se relaciona con la luz, no es que os permita ver, sino que la Luz que vemos es Jesús mismo. Después de todo, ¿en qué consiste nuestra ceguera cuando no somos creyentes? Estamos ciegos a la verdad, la belleza y la valía (la gloria) de Jesús. Así que cuando Juan dice: "En El estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres", lo que probablemente quiera decir es que Jesucristo, el Verbo hecho carne, es tanto el poder para ver el esplendor espiritual como el esplendor que se ve.

Eso es lo que dice el versículo 14: "El Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria". Y es por eso por lo que Jesús oró en Juan 17:24: "Padre, quiero que los que me has dado, estén también conmigo donde yo estoy, para que vean mi gloria". Y era eso lo que afirmaba, cuando dijo en dos ocasiones: "Yo soy la luz del mundo" (Juan 8:12; 9:5). Así que el Verbo hecho carne tiene vida propia y esa vida se convierte en la luz del mundo. Él es el poder para ver y el esplendor que se ve.


Original Griego

Verbo (logos): Denota lo esencial de Dios Lo personal (hipostático) sabiduría y poder en unión con Dios Su ministerio en la creación y gobierno del universo, la causa de toda la vida del mundo tanto físico como ético, que para la obtención de la salvación del hombre puesta en la naturaleza humana en la persona de Jesús el Mesías y brilló visiblemente con sus palabras y hechos.

Carne (sarx): carne, carnes, carnales. 4561 sárks correctamente, carne ("carnal"), simplemente de origen humano o empoderamiento. una criatura viviente (por poseer un cuerpo de carne) entró en participación en la naturaleza humana, Juan 1:14 (el apóstol usó σάρξ, no ἄνθρωπος, aparentemente para indicar que quien poseía la suprema majestad no rehuía la unión con extrema debilidad).

[4561 / sárks ("carne") no siempre es malo en las Escrituras, así como para el cuerpo humano sin pecado de Jesús (Jn 1:14; 1 Jn 4: 2,3). De hecho, la carne (lo que es físico) es necesaria para que el cuerpo viva la fe en la que obra el Señor (Gálatas 2:20).]

Habitó (skénoó): moráis, moran, tener uno de carpa, morar. Cognado: 4637 skēnóō - propiamente, montar o vivir en una tienda, "denota mucho más que la mera noción general de vivienda" (M. Vincent). Para el cristiano, 4637 (skēnóō) es morar en íntima comunión con el Cristo resucitado, como Él mismo vivió en comunión ininterrumpida con el Padre durante los días de su carne (Jn 1:14). Ver 4638 (skēnōma).

“vimos su gloria” Esto se refiere a: (1) alguna situación en la vida en Jesús, tal como la transfiguración o el ascenso o (2) el concepto de que el invisible YHWH ahora es visible

y totalmente conocido. Este es el mismo énfasis en 1 Juan 1:1-4, que destaca la humanidad de Jesús, en oposición al falso énfasis gnóstico sobre la relación antagonista entre el espíritu y la materia. Aquí se refiere a Gloria Kabod: Peso de reconocimiento. Él es el único digno de valor y

honra; Él es alguien muy brillante para que la humanidad caída le pueda ver (Isaías 60:1-2).

Unigénito (monogenés): Uno y solo. El único de su tipo.

Padre (pater) metafóricamente: autor, iniciador, recurso, fuente, sustento, preservador, gobernador de todo hombre (mujer) y toda casa, que cuida de ellos con amor.

lleno de gracia y verdad” A esta unión sigue el término hebreo hesed (pacto de amor y lealtad) y emeth (total confianza) usados juntos en Proverbios 16:6. Describe el carácter de Jesús.

“plenitud” Este es el término griego pleroma. Total, incluso (súper) abundancia. Jesús es el único mediador entre Dios y los seres humanos (Colosenses 1:19; 2:9; Efesios. 1:23; 4:13).

Gracia (charis): Inclinado hacia para compartir beneficios. Dios mismo se extiende así mismo para alcanzar al ser humano porque él está dispuesto a bendecirles.

Sobre (anti): En este verso significa: De sucesión al lugar de otro. *Ponerse en lugar de otro.

Ley (nomos): La ley en la escritura da énfasis a los primeros 5 libros de la biblia. Se refiere a cualquier sistema que conlleva pensamiento religioso. En este verso significa la ley de Moisés.

Hechas (ginomai): hecho, aconteció, fué, de hecho, fue hecho, a suceder, para convertirse.1096 gínomai - propiamente, emerger, convertirse, pasar de un punto (reino, condición) a otro. 1096 (gínomai) significa fundamentalmente "convertirse" (convertirse, convertirse), por lo que no es un equivalente exacto del verbo equativo ordinario "ser" (es, era, será) como con 1510 / eimí (1511 / eínai, 2258 / ēn). 1096 (ginomai) significa "convertirse, y significa un cambio de condición, estado o lugar" (Vine, Unger, White, NT, 109). M. Vincent, "1096 (gínomai) significa llegar a ser / manifestación que implica movimiento, movimiento o crecimiento" (en 2 Pedro 1: 4). Por lo tanto, se usa para las acciones de Dios que surgen de la eternidad y se vuelven (se muestran) en el tiempo (espacio físico).

Jamas (pópote): jamás, nunca, alguna vez sin embargo,.

Seno (kolpos): seno, el seno. 2859 kólpos - propiamente, la parte superior del pecho - llamado "pecho", la posición sinónimo de intimidad (unión).


Las citas Bíblicas son tomadas de La Biblia de las Américas © 1986, 1995, 1997 pagina usada bibliaparalela.com


#juan1 #hermeneutica #hermeneuticaaplicada #palabradedios #estudiandolasescrituras #sehizocarne #elverbo #verbo







6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo